Con expresiones de gratitud, la comunidad del sector rural La Paloma, de Limache, dio por inauguradas las obras de asfaltados de varias calles del mencionado barrio.

El proyecto, que contó con una inversión total de $156 millones, contempló la aplicación de una capa de protección asfáltica en los caminos rurales Esperanza, La Paloma, Porvenir, Piedras Blancas y La Hornilla, lo que se traduce en 2 kilómetros 730 metros lineales intervenidos.

La obra tuvo por objetivo mejorar las condiciones actuales del camino para otorgarle mejor conectividad a una gran cantidad de usuarios. Los caminos rurales intervenidos no habían sido favorecidos con inversión vial.

La gobernadora (s) de Marga Marga, Deyanira Rivera, destacó la importancia del proyecto y dijo que “estamos en el sector de La Paloma celebrando y festejando el término de un importante proyecto de Vialidad, en conjunto con la Municipalidad de Limache y el Gobierno, por eso damos gracias a todos los vecinos que habitan este lugar, quienes han sido el objetivo y el logro de todas estas metas alcanzadas”.

Por su parte, el alcalde de Limache, Daniel Morales, comentó que “aquí hay un proyecto que hemos desarrollado con Vialidad, los últimos cuatro años, de una manera muy intensiva”.

Carpeta de rodado

El proyecto incluyó un terraplén como primera capa de áridos en toda la plataforma, luego se efectuó recebo de la calzada con base estabilizada, por último se aplicó una capa de protección asfáltica con un ancho promedio de 5,5 metros.

Además, sumó saneamiento con la instalación de 40 metros lineales de alcantarillas de PVC de 80, 60 y 40 centímetros de diámetro y fijación de señales verticales laterales, demarcación y tachas tradicionales y solares.

La inversión total fue de $156 millones, de los cuales $45 millones 875 mil fueron aportados por el municipio de Limache.