Contento y agradecido está el agricultor Sergio Hernández, de Catemu, luego de adjudicarse un arado reversible (estructura que se acopla al tractor para la preparación de la tierra) gracias a un proyecto de Inversión al Fortalecimiento Productivo (IFP) de Indap, que le permitirá disminuir los tiempos de trabajo y mejorar su producción de hortalizas.

“Este es un proyecto asociativo que nos adjudicamos con mi hermano. Antes teníamos que arrendar estos implementos. Estoy muy contento, porque es difícil tener estas máquinas que son caras. Ahora podemos crecer más, porque las labores van a ser un poco más rápidas”, explicó.

En total, fueron 25 pequeños agricultores, usuarios Indap que pertenecen al Prodesal de Catemu, los beneficiados con proyectos destinados principalmente a la adquisición de maquinaria agrícola como motocultivadores con kit de arado; neumáticos de ruedas hortaliceras; subsoladores; arado reversible; motopulverizadores; desbrozadora; pulverizador de 400 litros; ordeñadora móvil; rastrillo y segadora para alfalfa y chipeador de rastrojos.

Teconología

El director regional (s) de Indap, Álvaro Díaz, indicó que “esta tecnología permite que la agricultura familiar campesina baje sus costos de producción y principalmente incremente su productividad. Estamos también abriendo los Mercados Campesinos, lo que obliga a que se vaya mejorando la calidad de sus productos y la incorporación de esta maquinaria sin duda que va a ser vital”.

Finalmente, el alcalde de Catemu, Boris Luksic, dijo que “afianzar el mundo rural es fundamental e importante para el desarrollo del país. Estas son familias que siempre han estado trabajando en agricultura y que lógicamente este tipo de herramientas y maquinaria les permite un trabajo más eficiente y significa producir mejor y trabajar de una mejor forma”.