Un total de 1.500 pacientes derivados de la Atención Primaria por sospecha de vicios de refracción, van a ser resueltos durante esta temporada estival en el Hospital de Quilpué, recinto que se encuentra implementando una estrategia para dejar en cero la lista de espera de este tipo de pacientes, cuyas prestaciones de salud son garantizadas por el AUGE.

Se trata de pacientes mayores de 65 años, con sospecha de vicios de refracción (presbicia, miopía, astigmatismo o hipermetropía) cuya confirmación diagnóstica, realizada en el Hospital de Quilpué, debe concretarse antes de seis meses, de acuerdo a la garantía GES.

Así lo dio a conocer Marlene Hidalgo, enfermera encargada de GES del Hospital de Quilpué, quien explicó que para la concreción de este plan, se gestionó el apoyo de la UAPO móvil (Unidad de Atención Primaria Oftalmológica) del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, atendida por un profesional tecnólogo médico con mención en Oftalmología, para atender las necesidades de la Red Asistencial.

Según destacó la profesional, la estrategia permitirá dejar limpia la lista de espera de aquí a marzo y que los pacientes que se pesquisen a partir de ese mes en la Atención Primaria, puedan recibir su prestación de confirmación diagnóstica y los lentes correspondientes, en el más breve plazo.

Clínica Móvil

A partir del 22 de enero y hasta el 2 de marzo, estará instalada la UAPO Móvil en el Hospital de Quilpué para recibir a los pacientes que se encuentran en esta lista de espera. En dicho dispositivo los pacientes están siendo atendidos por una profesional tecnóloga médica, atención que finaliza con la prueba de marco de lentes que realiza una óptica instalada en el recinto asistencial.

Finalmente el paciente podrá retirar sus anteojos en un plazo de 25 días tras la atención.

Así también lo destacó Valentina Benavente, tecnóloga médica con mención en Oftalmología, quien explicó que “vemos la cantidad de visión que logra el paciente: si es una visión óptima se le envía a realizar sus lentes, y en el caso contrario, si se sospecha de glaucoma, cataratas u otro tipo de enfermedad oftalmológica, se cursa la interconsulta pertinente al establecimiento que corresponda”.

Junto con el módulo de atención a través de la Clínica Móvil Oftalmológica, se están atendiendo a pacientes mediante un segundo módulo de atención, de tal manera de dejar limpia la lista de espera de 1500 pacientes, de aquí al 2 de marzo. “Por eso que es importante que cuando nosotros citemos a los pacientes vengan para que obtengan de inmediato su prestación”, finalizó Marlene Hidalgo.