A través de los fondos a proyectos de seguridad pública que postulan los vecinos de Concón, el sindicato nº 1 de cuidadores de autos recibió un aporte de $3 millones para adquirir completos uniformes.

El principal objetivo de esta iniciativa es poder diferenciar a los cuidadores autorizados de los clandestinos, que muchas veces cobran un determinado precio a quienes estacionan sus vehículos, cuando en realidad el servicio prestado en Concón es remunerado sólo con propina.

Así lo explicó Marlene Cabrera, presidenta del Sindicato, quien dijo que “nos va a poder identificar y la gente va a poder darse cuenta que nosotros no somos personas clandestinas que andamos cobrando, si no que trabajamos a la voluntad del cliente, pero no somos parquímetros”.

Los trabajadores, además de recibir este completo traje, que también incluye lentes de sol e identificación, paralelamente fueron capacitados por Carabineros y la Oficina de Seguridad Pública, de manera de poder trabajar en conjunto en la Alerta Temprana, que permite prevenir delitos en la comuna.

En este sentido, el alcalde Óscar Sumonte, destacó que “este va a ser un ejemplo, para que definitivamente la comunidad pueda rescatar lo valioso que son los cuidadores de autos en este trabajo”.

Finalmente, el director de Seguridad Pública, Pablo Rojas, señaló que “este es el uniforme del cuidador autorizado de Concón, y donde estamos y quiénes somos, a la gente le da más tranquilidad. Esto se trata de medidas que dignifiquen la profesión que ellos hacen y les da tranquilidad también”.