En esta época de verano, la mayoría de las familias optan por salir de vacaciones a diferentes destinos. Algunos eligen visitar lugares cercanos, mientras que otros deciden tomar un avión y alejarse por completo de la ciudad. Sin embargo, existe un factor común entre todas estas opciones: la preocupación por cada uno de los detalles, desde revisar el auto y armar las maletas hasta llevar un botiquín.

Este último detalle, a juicio de la médico jefe de la Central de Operaciones de Help, Dra. Ana María Bravo, “es esencial para ejercer los primeros auxilios en forma eficiente, sobre todo si no se cuenta con ayuda médica en el momento, situación que suele ser común en destinos populares”.

Los implementos que contienen los botiquines varían según las circunstancias en que tengan que ser utilizados y el lugar elegido para las vacaciones. No será lo mismo si se decide ir a climas extremos o si el objetivo es disfrutar de algunos días de playa. Sin embargo, hay ciertos elementos que podrían ser comunes.

Elementos fundamentales

  • Suero en volúmenes importantes para realizar aseo
  • Gasa, apósitos, tela adhesiva
  • Termómetro
  •  Fármacos de uso habitual para la fiebre
  •  Antialérgicos,
  • Gel para calor local o frío
  • Sales de hidratación oral
  • Fármacos de uso habitual, revisar cantidad restantes en cada presentación

La profesional explicó que “esos son los elementos básicos que debe tener un botiquín. Además, deben considerarse las características propias de cada integrante de la familia, como por ejemplo, las alergias, la edad, embarazos y patologías”.

Finalmente, es importante considerar bloqueador solar y bálsamo labial para proteger la piel del sol, así como también suero fisiológico y toallitas húmedas en caso de producirse alguna herida.