En proceso de marcha blanca, a la espera de la inauguración oficial, se encuentra el cuartel de la nueva Comisaría de Carabineros de La Calera. Así lo dio a conocer el gobernador César Barra, quien junto al comisario de la unidad policial, mayor Rolando Pinilla, realizó un recorrido por las nuevas instalaciones.

La reconstrucción de la unidad contempló una inversión de más de $2.500 millones y fue ejecutada por el Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección de Arquitectura, con recursos de Carabineros.

Al respecto, el mayor Pinilla explicó que “comenzó la marcha blanca del cuartel para ver los inconvenientes que pueden surgir. La idea es compartir con la ciudadanía, que vean lo moderno que es, ya que contamos con la última tecnología para prestar un mejor servicio a la comunidad”.

En tanto, el gobernador de Quillota, César Barra, expuso que “acá hay una inversión importante, que ya está en proceso de habilitación y esto va a significar un mejor nivel de infraestructura para el desempeño de sus labores y también para una mejor atención del público”.

Proyecto

La 7ª comisaría de La Calera tiene alrededor de mil 400 metros cuadrados de infraestructura policial. Se trata de una edificación en tres niveles, donde en el primero se habilitó el área pública en el cual se ubican módulos de atención y sala de espera, sala de reconocimiento, baños públicos, sector de celdas, sala de armas, sector de equipamiento y peluquería.

En el segundo nivel se instalaron el área de oficinas, archivos, sala multiuso, cocina y comedores. En tercer nivel habrá un sector de oficinas de oficiales, sala reuniones, oficina de partes y áreas privada
como dormitorios y baños.