Reforzar la fiscalización del cumplimiento de la normativa vigente, para prevenir y controlar situaciones problemáticas en el borde costero y playas de Viña del Mar, es una de las principales medidas que adoptó la Comisión de Fiscalización del Consejo Comunal de Seguridad Pública de la Ciudad Jardín.

En la instancia se analizó la situación que se ha detectado en esta temporada estival en el sector y que involucra a grupos de jóvenes, principalmente extranjeros, los cuales, desconociendo la vigencia de la norma que prohíbe el consumo de alcohol en la vía pública en Chile, beben durante su estadía en la playa, donde además escuchan música con volumen alto a través de parlantes portátiles.

La alcaldesa Virginia Reginato señaló que “lo que queremos es que la gente que viene disfrute en familia, no tenga inconvenientes, lo pase bien y que los residentes y visitantes estén tranquilos”.

Por su parte, el prefecto de Viña, coronel Carlos González, destacó que desde el 1 de enero a la fecha se ha realizado un fuerte control en las playas, lo que ha significado la aplicación de 158 infracciones por diferentes motivos y la detención de 19 personas que han cometido diversos delitos en Reñaca.

“Hay mucha cantidad de extranjeros, de entre 14 a 22 años, que se juntan en la noche en la playa y les gusta hacer lo que ellos quieren. Por eso haremos una contraofensiva para que se acaten las normas jurídicas vigentes y también llamamos a los padres para que controlen la conducta de sus hijos”, dijo.

Finalmente, el capitán de Puerto, capitán de corbeta (LT), Julián Aguirre, sostuvo que “a los turistas argentinos su normativa les permite hacerlo y lo están trayendo como una moda en nuestro país porque no conocen nuestra legislación, y hay que contrarrestar ese efecto”.