El intendente regional, Gabriel Aldoney, se reunió esta mañana con los alcaldes de Valparaíso y Viña del Mar, Jorge Sharp y Virginia Reginato respectivamente, para coordinar los últimos detalles de las obras a ejecutarse en la avenida España que comienzan este lunes 15 de enero.

Al respecto, el jefe regional explicó que “hemos revisado en detalle el desarrollo del proyecto, las medidas de mitigación, las de comunicación y el plan de emergencia en caso que tengamos situaciones que necesiten pronta solución, como por ejemplo el paso de vehículos de emergencia”.

En concreto, se enfatizó en que la obra no va a significar la interrupción de la arteria, ya que se garantizará, que durante los seis meses de trabajo, siempre existirán dos vías hacia Valparaíso y dos hacia Viña del Mar.

Además se trabajará durante las 24 horas del día y siete días de la semana, con el objetivo que la obra dure lo menos posible y así minimizar los impactos en la población, porque el intendente explicó que “habrá dificultades de ruido por ejemplo, pero en situaciones muy precisas”.

El compromiso de la empresa a cargo del proyecto es que entre marzo y abril dos pistas estén terminadas en la dirección Valparaíso-Viña del Mar.