El presidente de EE UU, Donald Trump, se ha descrito este sábado como “un genio estable” en respuesta al debate sobre su salud mental y su capacidad para estar al frente de la Casa Blanca, un tema que cobró de nuevo fuerza esta semana en Washington.

“Ahora que esa colusión Rusa, después de un año de intenso estudio, se ha probado como un engaño total al pueblo estadounidense, los demócratas y sus perritos falderos, los grandes medios de falsas noticias, están sacando el viejo manual de Ronald Reagan y chillando estabilidad mental e inteligencia”, escribió.

“En realidad, a lo largo de mi vida, mis dos grandes activos han sido la estabilidad mental y ser realmente listo. La deshonesta Hillary Clinton también jugó estas cartas muy fuerte y, como todo el mundo sabe, terminó quemada”, continuó en otro tuit.

“Pasé de MUY exitoso hombre de negocios, a estrella de la televisión, a presidente de Estados Unidos (en mi primer intento). Creo que eso me calificaría no como listo, sino genio…y un genio muy estable”, concluyó en un tercer mensaje matutino en la red social.

A la venta un polémico libro sobre Trump

Trump entró así de lleno en un debate que arrastra desde la campaña electoral y que volvió a Washington esta semana a raíz de la publicación de un incendiario libro sobre su turbulenta Casa Blanca: Fire and Fury (Fuego y Furia), de Michael Wolff.

Wolff sostiene en su obra, que salió este viernes a la venta con gran éxito, que el objetivo de Trump en la campaña electoral de 2016 no era llegar a ser presidente, sino potenciar su marca; y que sus asesores no confiaban en el mandatario. “Todos dicen que es como un niño”, señaló el periodista este viernes a la NBC.