El Ministerio de Educación (Mineduc) confirmó esta mañana el cierre de la Universidad Iberoamericana debido a la grave crisis financiera por la que atraviesa el plantel.

A raíz de aquello, desde abril el establecimiento estaba siendo investigado por “inestabilidad financiera”, ya que posee una deuda de $4 mil millones, lo que incluso imposibilitó el pago a sus docentes.

Alejandra Contreras, jefa de la División de Educación Superior (Divesup) del Mineduc sostuvo que se le solicitó al Consejo Nacional de Educación que “proceda a la cancelación de la personalidad jurídica”.

Además, dijo que la investigación constató que la situación financiera de la universidad “es deficitaria” y que la deuda del recinto es de “cinco veces su patrimonio”, un déficit de $3.985 millones.

Por su parte, Héctor Jara, rector de la casa de estudios, explicó que con este nuevo escenario deberá iniciarse un proceso de clausura durante los próximos tres años.

En tanto, Paz Gajardo, vocera de los estudiantes, criticó al rector, de quien dijo que “sigue en una burbuja, como ha estado siempre, creyendo que esto se va a solucionar. Esto ya no tiene solución”.