En un gran dolor de cabeza para las autoridades de Quillota se ha transformado la presencia de un microbasural en la avenida Valparaíso de esta comuna, precisamente en el sector El Retoño.

Junto al grave problema sanitario que esta situación reviste, desde el municipio informaron que la basura apilada en el lugar también significa el gasto de cuantiosos recursos para poder limpiar la zona.

Javier Cisternas, coordinador de la oficina de Medio Ambiente de Quillota, explicó que “este es un conflicto con la agrupación de canalistas, quienes construyeron un espacio para dejar los residuos del canal San Pedro, el cual ha sido ocupado por la comunidad dejando de manera descriteriosa residuos domiciliarios y voluminosos”.

Es así como ya se han enviado notificaciones a los canalistas de cerrar el perímetro y limpiar la zona, las que no han sido tomadas en cuenta, por lo que se procederá a pasar multas, tanto a estas personas como  a todo aquel que deposite basura en esta zona o en cualquier otro lugar no autorizado.

En este sentido, desde el municipio hicieron un fuerte llamado “a la conciencia de la comunidad, a cuidar la ciudad y denunciar con fotos y datos a la unidad de Medio Ambiente”. También pidieron utilizar los recursos como el Eco Camión, donde cada junta de vecino puede inscribirse para calendarizar el retiro de desechos voluminosos de cada sector.