Cumpliendo el lineamiento regional de dar una atención priorizada a las víctimas, el fiscal regional de Los Lagos, Marcos Emilfork, determinó el reforzamiento del equipo de la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos (URAVIT) que está trabajando directamente con las familias de las víctimas de Villa Santa Lucía.

Con esto, la Fiscalía dispuso un psicólogo directamente en el lugar de los hechos y desde este lunes se sumó otro especialista en la Fiscalía de Chaitén para dar contención y atención a las personas afectadas por esta tragedia.

A ellos se añaden otros profesionales para orientar a quienes se han debido trasladarse a Puerto Montt con el fin de retirar los restos de sus seres queridos desde el Servicio Médico Legal.

Por su parte, el fiscal José Vivallo señaló que más allá del rol investigativo, “nos preocupa por sobre todo atender a las familias de las personas que han sido afectadas por este hecho. Nuestro enfoque principal son las víctimas y nos preocupa que reciban la adecuada contención en estos momentos difíciles que han vivenciado”.

El persecutor chaitenino explicó que se estableció un enlace con el Registro Civil “para la oportuna identificación de las víctimas de este terrible hecho”, y de este modo acelerar la entrega los cuerpos a las familias que se han visto afectadas.

Una vez que la Fiscalía cuenta con la certificación oficial de la identidad de las personas fallecidas, se entrega esta información a la Onemi a fin de que este organismo canalice su entrega a la comunidad.