El intendente regional de Valparaíso, Gabriel Aldoney, se refirió a la denuncia realizada por una vecina de Olmué y confirmada por la propia alcaldesa, Macarena Santelices (UDI), respecto a la presencia de un voto marcado en favor de Alejandro Guillier en la Escuela Atenas.

Frente a esta situación, el jefe regional planteó, tal como lo hiciera el gobernador de Marga Marga, que “el voto venía con fallas de impresión”, pero aseguró que “el votante tiene el derecho y la obligación de acercarse al presidente de mesa para que le cambie el voto, y quedará anulado”.

Además, Aldoney sostuvo que “todas las personas que crean que sus derechos están siendo poco protegidos, tienen el derecho a denunciarlo. Lo importante es que usen los mecanismos establecidos y se responsabilicen al hacer las denuncias”.

Al respecto, el intendente comentó que “de ser cierta la denuncia es un hecho que no se puede aceptar y se tiene que investigar, pero de lo contrario tendrán que hacerse responsables por denuncias infundadas, porque no se puede jugar con pretender crear un clima de desconfianza respecto a cómo funciona la institucionalidad en Chile”.