Esta mañana, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, inauguró el Centro Cultural de Quillota, el que se emplaza en la unión de tres importantes rectas de la ciudad: el eje ordenador de Av. Condell, que atraviesa el entramado urbano de norte a sur, uniendo zonas residenciales y comerciales; Calle Ariztía, que une Quillota con la Ruta 60; y Calle Prat, vía que llega al cerro Mayaca.

El lugar lleva el nombre de Leopoldo Silva Reynoard (1818-2011), filántropo, empresario, dirigente deportivo y gestor cultural que impulsó la Feria “Hecho en Quillota”; la construcción de la Pajarera y la instalación del Monumento al Fundador de Quillota en la Plaza de Armas, entre otras obras.

El centro está pensado como una herramienta para acoger todas aquellas expresiones y procesos formativos que actualmente se desarrollan de manera disgregada en la comuna. Albergará a cuatro escuelas de artes municipales: de Danza, Teatro, Música y Bellas Artes.

Al respecto, la Mandataria explicó que “me parece extraordinario que este Centro ha sido capaz de enlazar la tradición de la ciudad y la proyecta al futuro. Y creo que es una metáfora muy adecuada para lo que hemos querido hacer en Chile en estos años: apoyarnos en el pasado, innovar, unir fuerzas y asegurarnos de que todos tengan acceso al desarrollo”.

Finalmente, Bachelet detalló además que “aquí hay todo un pensamiento y una arquitectura de este edificio que permite contar con talleres, con  salas de clases con distintas iniciativas, con centros como éste, donde se puedan tener una cantidad de iniciativas muy importantes, porque lo que buscamos son espacios de interacción para la comunidad, de creación y encuentro”.

Cabe precisar que el Centro Cultural de Quillota será el segundo más grande de la región después del Parque Cultural de Valparaíso.