Autoridades dieron por inaugurado el proyecto que permitirá al Hospital de Quilpué pasar de un sistema de generación de calor antiguo como la leña, a un sistema basado en gas natural, que permite mejorar el servicio de agua caliente sanitaria y climatización, además de contribuir al cuidado del medio ambiente.

Con una inversión de $210 millones, el proyecto permitirá la generación eficiente de energía térmica y la disminución de las emisiones de gases y material particulado al medio ambiente. A su vez, permitirá implementar un sistema de generación de vapor y agua independientes, con tecnología de alta eficiencia.

En materia de energía eléctrica, la iniciativa consideró el recambio de luminarias, a través de la sustitución de 856 tubos fluorescentes de 18 y 36 watts de potencia, por tubos LED de 18 watts.

Con ello, se logrará contar con un suministro e instalación de iluminación eficiente; generar un ahorro en consumo eléctrico cercano al 10 por ciento y la reducción de emisión de mercurio y gases de efecto invernadero, entre otros beneficios.

Evaluación positiva

La subsecretaria de Redes Asistenciales, Dra. Gisela Alarcón, expresó que el proyecto “nos ha podido facilitar una forma de entregar energía más sana, más saludable para una comunidad, además que lo estaba demandando hace un rato ya y también para los funcionarios”.

Por último, la subsecretaria de Energía, Jimena Jara, destacó que “se van a producir ahorros importantes con el recambio de calderas, con recambio de iluminación, con un sistema mucho más eficiente de calefacción, porque sabemos que los hospitales son intensivos en el consumo de energía”.