El presidente del Senado, Andrés Zaldívar (DC), se refirió esta tarde a las acusaciones en su contra por tráfico de migrantes y cohecho, debido al presunto nexo que tendría el senador con el empresario Álvaro Jofré, quien se encuentra en calidad de imputado por el presunto ingreso ilegal de ciudadanos chinos.

Al respecto, el legislador demócrata-cristiano explicó que el empresario fue a su oficina por un acuerdo de importar objetos desde China para su campaña, y que cuando estos llegaron fue a comunicarle el hecho, agregando que tenía unos problemas con unas visas.

Tras ello, Zaldívar indicó que “me pidió, por Ley de Transparencia, que me digan por qué no me dan las visas para poder traer a 10 o 12 inversionistas chinos que van a hacer compras o inversiones acá. Le dije que iba a llamar a la Dirección Consular para preguntar por qué no se las daban”.

“Automáticamente me respondió el director del departamento y me dijo que me iba a mandar una minuta de por qué no se le están dado las visas. Me mandó la minuta y yo se las hice llegar (a Jofré) diciéndole que arregle su tema. Ahí quedó mi participación”, sentenció.

Finalmente, junto a asegurar que “tengo una vida limpia. He entregado toda mi vida al servicio público. No puedo aceptar que se me acuse de algo inexistente”, agregando que iniciará acciones legales por la difusión de los antecedentes y por “acusaciones injuriosas”