Autoridades de Carabineros de Chile anunciaron la creación de una subcomisaría dedicada a atender las necesidades de extranjeros, unidad que comenzará a funcionar a fines de noviembre, de manera momentánea, en la quinta comisaría de Conchalí.

Según indicaron, el principal objetivo de esta nueva unidad policial será brindar una adecuada atención a inmigrantes que no dominen el idioma castellano, razón por la cual habrá 59 funcionarios y cuatro vehículos, quienes posteriormente se trasladarán a la comuna de Recoleta en un cuartel definitivo.

Así es como los carabineros que formen parte de esta nueva subcomisaría deberán dominar los idiomas inglés, francés y chino, además del creolé, el que estaría a cargo de policías que cumplieron funciones en las misiones de paz en Haití.

El jefe de la Prefectura Metropolitana Norte, coronel Juan Carlos Rodríguez, dijo al diario La Tercera que “esta unidad estará orientada a aquellos delitos que necesiten una contención especial, como denuncias relacionadas a la familia y a la vulneración de derechos”.

El oficial agregó que la unidad “contará con el personal especializado para ello. Además, obviamente tiene que lidiar con procedimientos que impliquen la detención de una persona por algún delito”.