Tres estudiantes resultaron lesionados este viernes, dos de ellos de gravedad, al ser atropellados por un vehículo junto a un instituto en la ciudad de Toulouse, al sur de Francia.

El conductor, detenido inmediatamente tras la colisión, reconoció que había arremetido voluntariamente contra los jóvenes poco antes de las 16:00 horas (hora local) en un paso de cebra delante del instituto Sain-Exupéry de esa localidad.

De acuerdo con el fiscal de Toulouse, Pierre-Yves Couilleau, el detenido, condenado en una decena de ocasiones por delitos comunes, no está fichado como miembro de algún grupo radical.

Por el momento, indicó Couilleau, se privilegia la investigación sobre el “perfil psiquiátrico” del autor del atropello, que actualmente se encontraba en libertad condicional con obligación de ser tratado de sus problemas mentales, algo que hasta hoy había respetado.