Los días soleados llegaron para quedarse y si bien, para nosotros es una inyección de ánimo y energía, debemos tener en cuenta que nuestra piel puede sufrir con la exposición al sol si no tenemos los cuidados necesarios.

Para la dermatóloga de Clínica Tabancura, Constanza Ullrich, “debemos aprender que la exposición solar no solo se da en la playa o al estar haciendo actividades al aire libre, también estamos bajo los efectos de la radiación solar cuando salimos a comprar, a hacer trámites o al andar en auto”.

La especialista aconseja usar protector todos los días, tanto en invierno como en verano. Además, evitar la exposición solar entre las 11.00 y las 16:30 am (cuando hay peor radiación). Otra sugerencia es usar ropa especial para el sol y agregar medidas físicas como sombreros o lentes de sol, así como también caminar por la sombra y no olvidar que se debe proteger toda la piel expuesta como el cuello, orejas y pecho.

Respecto a la utilización del protector, “debe ser cada tres o cuatro horas para que sea efectiva, es decir en la mañana, al mediodía y a media tarde. Esto debe hacerse aunque uno se mantenga bajo techo” sostiene la dermatóloga, quien agrega que “al aire libre, en la playa, luego de salir del agua o después de transpirar mucho debe ser aplicado cada 2 horas”.

¿Y en el caso de los niños?

Según la especialista, la radiación solar acumulada antes de los 20 años de edad es la más dañina. Por lo que, para los menores de 6 meses se debe evitar en todo momento la exposición solar innecesaria, debiendo utilizar medidas físicas como ropa y sombra para su protección.

En cuanto a los mayores de 6 meses, tampoco se les debe exponer al sol, pero al cuidado físico se puede agregar el uso de protectores solares sobre FPS 30, que contengan fórmulas protectoras minerales o pantallas, dado que disminuyen el riesgo de alergias” dice la Dra. Ullrich.

Protección y maquillaje

Una duda general en el público femenino es cómo interactúa la protección solar y el maquillaje. Frente a esto, la Dra. Ullrich aconseja que la rutina diaria debe ser: limpieza, hidratación, protector solar, y por último el maquillaje. “El protector solar insisto, debe ser repetido varias veces al día. Hoy existen fórmulas con color o como base de maquillaje con excelente cobertura y muy alta protección solar. Al repetir el protector solar no se debe realizar pasos adicionales, solo aplicarlo durante el día. En la noche nuevamente hay que realizar limpieza y aplicar los tratamientos que use normalmente”.

Asimismo, la experta aconseja el uso de protección para labios y el pelo. En el primer caso, se debe utilizar diariamente, considerando elegir una fórmula especialmente hecha para labios, la que se debe aplicar repetidas veces durante la jornada. En el segundo, hay fórmulas de champú que tienen FPS, pero lo mejor para proteger el cuero cabelludo es el uso de sombreros.

Ropa especial

Por sobre el protector solar, también la ropa puede ser una ayuda al momento de protegernos. “La ropa en general siempre protege. No obstante, hay telas especiales hechas para proteger del sol (tienen etiquetas especiales y las venden en casas de deportes outdoor). Sin embargo, usar tela de trama gruesa (tejido apretado) como algodón de colores oscuros, de preferencia negro, es ideal”, comenta la dermatóloga.