Resultados mixtos registraron las rentabilidades de los Fondos de Pensiones durante octubre de 2017, de acuerdo a la Superintendencia de Pensiones, donde el fondo E de pensiones registró una caída de 0,98%, situación que originó una serie de críticas al movimiento “No + AFP”, que llamó a cambiarse a éste.

Según el organismo estatal, la baja de los Fondos de Pensiones D (Conservador) y E (Más Conservador) se explica por el retorno negativo que presentaron las inversiones en títulos de deuda local.

Por su parte, la rentabilidad positiva de los Fondos A (Más Riesgoso), B (Riesgoso) y C (Intermedio) se explica principalmente por el retorno positivo de las inversiones en acciones locales e instrumentos extranjeros de renta variable.

Al respecto, el presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, criticó a Luis Mesina, vocero de No+AFP, por el llamado que realizó a sus seguidores a cambiarse al fondo E, diciendo que “las pensiones de los trabajadores debían ser el foco de los que dicen defenderlos y no que sus consignas e ideologías se impongan, aunque quienes paguen el costo sean incluso los propios trabajadores”.