Con el objetivo de optimizar el servicio de distribución de agua potable en un importante sector de La Calera, Esval ejecutó la renovación de 939 metros de redes de agua potable en calle O´Higgins, desde Riquelme y hasta el final de la arteria.

El proyecto, que tuvo una inversión cercana a los $223 millones, contempló también la instalación de nuevos arranques domiciliarios en el tramo intervenido, además de grifos y válvulas de sectorización, entre otros trabajos.

El subgerente zonal de la sanitaria, Gastón Placencio, indicó que “la ejecución de estas obras permite optimizar el servicio, reforzando nuestro sistema de distribución de agua potable con la renovación de casi 1 kilómetro de redes”.

El ejecutivo destacó también que en los últimos tres años (desde 2015 a la fecha), Esval ha renovado más de 5 mil metros de redes de agua potable en La Calera, modernizando su infraestructura y optimizando la calidad y continuidad del servicio en la comuna.