El obispo de Temuco, monseñor Héctor Vargas, se refirió esta jornada a la decisión del Gobierno de congelar el aumento del aporte para la subvención de la gratuidad de la educación escolar; esto, con el objetivo de destinar mayores recursos para Salud y Obras Públicas.

Al respecto, el director del área Educación de la Conferencia Episcopal indicó que esta decisión “perjudica fuertemente a todas las escuelas que han creído en esta propuesta y que han organizado todo para entrar en la gratuidad”.

El sacerdote continuó diciendo que “ahora se les dice no, porque, a última hora, cuando el gobierno ya termina, esto se traspasa a otras necesidades que tiene el país. Es impresentable. No se puede ir adelante con un maltrato así”.

Por último, el religioso expuso que “hay muchos colegios con dificultades, al punto de que se está pensando en una ley miscelánea. Estamos con muchos problemas, una cantidad enorme de regulaciones que nos sobrepasan, acompañadas de una cantidad de sanciones que consideramos exageradas y discriminatorias”.