La presidenta Michelle Bachelet les dio la bienvenida en el aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez a las 14 familias provenientes desde Siria, a las que se les dará refugio en nuestro país.

En total serán 66 personas: 34 adultos y 32 menores de edad, donde la mitad de ellos tendrá residencia en Villa Alemana y la otra en Macul, en viviendas que se encuentran arrendadas y listas para recibirlos.

De esta manera, Chile atendió al llamado realizado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, y se sumó a lo que realizan distintos países del mundo para recibir y acoger a familias sirias.

Al respecto, la presidenta Bachelet sostuvo que “nuestro deseo es que comiencen, poco a poco, a dejar atrás el miedo, el dolor y la incertidumbre. Sabemos que vienen de una historia difícil, y lo que queremos es que encuentren en nuestro país una tierra que los recibe con amistad y buena voluntad”.

Apoyo

Las familas tendrán apoyo y seguimiento durante dos años a través de un Plan de Trabajo establecido por Extranjería, el que contempla la asignación de subsistencia mensual, según composición familiar; aprendizaje del idioma para adultos en carácter de intensivo durante los tres primeros meses.

También destaca la integración escolar de niños, con apoyo específico; salud mediante inscripción en Fonasa; orientación hacia la autonomía económica y laboral con capacitaciones, identificación de oportunidades de empleo y fondos de micro emprendimiento.

Por último, este Plan de Trabajo también aborda una vivienda a largo plazo y atención de casos especiales. Es por ello, que una vez establecidos en sus viviendas, serán visitados por funcionarios de organismos públicos para recibir la orientación y documentación inicial.