Tal como lo había anunciado hace algunos meses, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, confirmó esta jornada que la fiesta de Año Nuevo en el Mar tendrá una importante reducción de fondos.

En lo concreto, el jefe comunal porteño indicó al diario El Mercurio de Valparaíso que la tradicional fiesta en el museo Lord Cochrane, donde se reúnen las autoridades regionales y comunales, fue suspendida.

Sharp sostuvo que “evitaremos destinar recursos a fiestas o actividades exclusivas, y donde la ciudadanía no se vea representada”, por lo que anunció que espera sostener conversaciones con empresas privadas para que aporten a las distintas actividades en la Ciudad Puerto.

“Invitaremos a las empresas de la ciudad y a los emprendedores locales a que nos ayuden a financiar las diferentes iniciativas que componen la celebración de Año Nuevo”, dijo el alcalde porteño.

En materia de seguridad, Jorge Sharp expuso que “impulsaremos un plan que nos permita anticiparnos al evento, para definir e implementar medidas que permitan que la ciudad esté normalizada, como ocurrió en las Fiestas Patrias o en el carnaval de los Mil Tambores”.