El Humedal de Mantagua es una de las zonas de la región de Valparaíso con mayor diversidad natural, tanto en flora y fauna. Considerado como uno de los refugios de aves más importantes de la zona central y un ecosistema único, pero que necesita protección, ya que según los vecinos del sector de Santa Adela y Ritoque se estaría viendo seriamente amenazado.

Todos los antecedentes vecinales fueron entregados al consejero regional (core), Manuel Millones, quien indicó que “me han expresado su malestar por los constantes ruidos generados por fiestas y actividades comerciales en el entorno del humedal, sumado a intervenciones y proyectos sin permisos, como construcciones aledañas. Hay ruidos que no sólo afectan a la comunidad, sino que también provoca daños irreparables al medioambiente y al ecosistema del sector”.

Tanto los residentes como la autoridad regional hicieron un llamado a los fiscalizadores del Ministerio de Medioambiente, SAG y de la Municipalidad de Quintero a constituirse en el lugar y establecer las sanciones necesarias en caso de haber irregularidades.

Además Manuel Millones, señaló que existe un segundo gran riesgo para el humedal, que es el bajo caudal de agua que actualmente presenta el lugar; esto, porque, a su juicio, “está abierta la barra de arena que da hacia el mar y mucha agua se está perdiendo. Por eso se ha pedido que el municipio, que con maquinaria pesada, levante una barrera de contención para evitar que el caudal se vaya al mar”.

Por último, se anunció que se pedirá una investigación con respecto a las denuncias sobre posibles construcciones emplazadas en zonas de áreas verdes, hecho que esta prohibido por la legislación chilena.