Esta jornada se conoció que Stephen Paddock, el autor del tiroteo que se registró esta semana en Las Vegas, Estados Unidos, y que terminó con la vida de 58 personas, había reservado dos habitaciones en un hotel de Chicago durante el festival Lollapalooza que se realizó en agosto de este año.

El Blackstone Hotel queda justo frente al Grant Park, lugar donde se realizó el concierto, que tuvo una extensión de cuatro días y que congregó a casi 100 mil personas.

Esta situación hizo presumir un escenario similar al del festival de música country realizado en el estado de Nevada, donde este hombre acribilló por más de 10 minutos a sus asistentes, también desde un hotel.

Afortunadamente, Paddock no se presentó al hotel reservado, situación que fue comentada por la policía de Chicago, que indicó que “estamos al tanto de los informes de prensa y hemos estado en comunicación con la policía federal”.