Durante el primer semestre del año, la alcaldesa de Olmué, Macarena Santelices, inició diversas gestiones para conseguir recursos que favorezcan el resguardo de los vecinos de la comuna, ya que el municipio no recibe aporte fiscal para este ítem por ser considerada una comuna con luz verde, es decir, con baja criminalidad.

En julio, se reunieron con el ministro del Interior, Mario Fernández, para ponerlo en antecedente de la carencia total de recursos provenientes de la cartera de Interior y Seguridad Pública e informó de los proyectos a los que se han postulado sin obtener buenos resultados.

En agosto, Carabineros inició un plan especial de seguridad para combatir la delincuencia que contempla más patrullajes y presencia policial compuesta por patrullas caninas y montadas, además de rondas semanales con control y fiscalización de leyes especiales de drogas, alcohol, caza y ruidos molestos.

Durante septiembre, el Consejo Regional de Valparaíso aprobó la entrega de un retén móvil para Olmué avaluado en cerca de $60 millones. Esto sumado a las instancias del concejo de seguridad pública que el Municipio realiza todos meses.

Al respecto, la jefa comunal señaló que “la sensación de inseguridad ciudadana ha llegado a un límite que jamás dimensionamos como autoridades. A pesar de todos los esfuerzos que se realizan, hoy los delincuentes tienen más derechos que los vecinos que trabajan día a día por sacar a delante a sus familias”.

Agregó que “no puede ser que el Gobierno sólo envíe recursos a las comunas de mayor tamaño y a las que tienen indicadores con alta criminalidad. Nosotros como Olmué no hemos recibido recursos de parte del Gobierno y llevamos postulando más de tres años a cámaras de seguridad y no tenemos los fondos para poder adquirirlas”.

Cabe señalar que este fin de semana, una riña terminó con una víctima fatal que tenía prontuario con antecedentes penales en el sector de Lo Narváez.