La Brigada de Homicidios de San Antonio está investigando el hallazgo de un feto de sexo masculino de 38 semanas que fue enterrado en el patio trasero de una vivienda del sector de Las Canteras en la comuna de El Quisco.

Según precisó el comisario Roberto Barrientos, jefe de la sección policial a cargo de las diligencias “En el procedimiento se logró ubicar a la madre de este feto, una persona con una discapacidad mental de un 75%, quien además es sordomuda, siendo muy difícil su comunicación. No obstante, los otros dos residentes del domicilio, una de ellas la hermana de esta persona, manifestó en una declaración que había sido testigo de los abusos sexuales que habría recibido su hermana por parte de su pareja, quedando ésta embarazada”, expuso Barrientos.

“Todo esto está en materia de investigación, sin embargo, se encuentra la hermana de esta persona detenida, pasando al Juzgado de Garantía de San Antonio por su responsabilidad en el delito de inhumación ilegal”.

En tanto una persona de 48 años está siendo buscada arduamente por la supuesta participación en el hecho, mientras que los detalles del caso aún están en proceso de investigación.