Recobrar la seguridad y confianza que alguna vez perdieron estando fuera de los muros que hoy los mantienen privados de libertad. Ese es uno de los objetivos del taller Arte Educador, que lleva adelante la profesora Isabel Cornejo en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de San Antonio.

Este taller de expresión oral y corporal se realiza todos los lunes, donde, durante dos horas y media, los internos aprenden a expresarse y por medio de ello obtener la seguridad que les permita enfrentar la vida de una manera distinta.

Al respecto, la profesora explicó que “les converso mucho respecto a la familia, que no es bueno estar acá, que es mucho lo que se pierde. Como terapeuta no sólo les enseño a hablar y moverse, sino también la importancia de estar afuera. Las dinámicas que les hago son para que aprendan a tener confianza en ellos y en los demás”.

La buena experiencia que manifiesta la terapeuta es confirmada por Wladimir Belmar, quien ya ha asistido a ocho sesiones: “Me parece bien, porque me hace valorar como persona, me enseña a hablar, modales y a mentalizarme en lo que voy a hacer en la calle”.

Selección

Mónica Méndez, terapeuta ocupacional del área técnica del CCP, precisó en cuanto a la selección de los internos, que estos son elegidos por los profesionales del área técnica y corresponden a quienes necesitan ser derivados a esta instancia según un plan de intervención.

La profesional agregó que el taller entrega “demasiados beneficios, porque acá los chicos aprenden expresión corporal. De repente en los talleres de manejo de ira no alcanzamos a verlo en su totalidad y ella es un apoyo en este sentido. A veces los internos tienen mucho síndrome de prisionización entonces ella trata de canalizar todo eso a través de sesiones”.