La escuela belga «Tomás Moro», está implementando un avión no tripulado para vigilar a los alumnos durante los exámenes y atrapar a los «copiones».

093646_schooldrone1_principalBélgica.- La escuela Tomás Moro de la ciudad de Malinas, compartió un video donde muestran su solución para detener a los «copiones».

Se trata de un pequeño avión no tripulado que sobrevuela los salones de clases durante la aplicación de algún examen. Su objetivo es vigilar que nadie haga trampa pasándose las respuestas o copiando a otros compañeros.

La idea fue tomada del Ejército de los EU, donde los militares son vigilados por un método similar.

El «vigilante escolar» es un avión DJI Phantom equipado con una cámara de video GoPro, que envía imágenes en tiempo real a una tableta desde la que el maestro puede verificar si los alumnos hacen su examen adecuadamente.

Esta nueva herramienta implicará que los «copiones» desarrollen más habilidad al momento de hacer trampa, o que tal vez, finalmente decidan ponerse a estudiar.