Se trata de un manual destinado a niños de la clase VI (desde los 10 años), que se titula ‘Nuevos caminos saludables: salud, higiene, psicología, educación sexual, juegos y ejercicios’. En él, se dice que quienes comen carne “fácilmente estafan, dicen mentiras, olvidan sus promesas y dicen palabrotas; además roban, se pelean, optan por la violencia y cometen abusos sexuales”.

El principal objetivo de este texto es llamar a una estricta dieta vegetariana y, para esto no sólo denuncia el comportamiento ‘asocial’ de los carnívoros, sino que también elogia las costumbres de los japoneses.

En una de sus páginas dice: “El uso generoso de los vegetales, soja y poroto chino han ayudado a la gente a mantener el vigor, la fuerza y la resistencia física a lo largo de siglos […]. Los japoneses son vegetarianos y viven más que la mayoría de otras personas”, concluye, pero no menciona en párrafo alguno, al pescado y los alimentos marinos, elementos esenciales de la dieta japonesa.

El jefe de la Junta Central de Educación Secundaria de la India, Vineet Joshi, explicó, a la cadena india NDTV, que en el país no existe un organismo responsable de revisar el contenido de los manuales escolares de cursos primarios, la Junta recomienda libros a los colegios no antes de la clase IX.

En este sentido, las mismas escuelas escogen los manuales a seguir y, debemos recordar que la tradición alimenticia de la India está arraigada firmemente en el vegetarianismo, incluso el consumo de carne era penado para una gran parte de las corrientes de la religión mayoritaria del país: el hinduismo, en la que la carne de vacuno es tabú, ya que las vacas son honradas como a la madre, por ser las productoras de leche para todos los humanos.

Foto: Gastronomiaycia.com